Urbasa en hiver. De brouillard, du glace et du soleil.

Le Parc Natural d’Urbasa.  El Parque Natural de Urbasa

Le Parc Natural d’Urbasa c’est un inmense plateau karstique qui se trouve à l’ouest de la Navarre. Il monte plus de 600 mts sur les vallées qui l’entourent.

Les bonnes saisonnes pour la visiter sont le printemps, l´été et l’automne mais , en hiver, quand il y a de la neige sur le plateau, c’est un plaisir faire la randonnée en raquettes de neige.

Par contre, quand l’anticyclone s’installe sur la Péninsule pendant les mois d’hiver et le brouillard tombe en Navarre, en Urbasa on retrouve un spectacle manifique.

El Parque Natural de Urbasa es una inmensa meseta kárstica que se encuentra en el oeste de Navarra. Se alza a una altitud de unos 600 m sobre los valles limítrofes y tiene una extensión de unos 30 km de este a oeste.
Las época ideal para visitar Urbasa es la estación de primavera verano y otoño, pero en invierno, al caer las grandes nevadas, también es una época excelente para para visitarlos ayudándonos de las raquetas de nieve.
Sin embargo cuando el anticiclón se asienta en la península en los meses de invierno y la niebla sobre Navarra, generalmente en la sierra de Urbasa encontramos la llanura despejada y podemos disfrutar del efecto Foehn.

Grandes nubes se deshacen desde las alturas y caen al valle de la Sakana. Mientras abajo están temperaturas bajo cero, en Urbasa podemos disfrutar de una agradable temperatura y realizar un paseo tranquilo al sol.

Geología, menhires y naturaleza humanizada.

El plato de naturaleza de kárstica se haya horadada por el agua, formando lapiazes  y laberintos entre la roca caliza en los que las hayas y el musgo buscan su espacio. Es un espacio humanizado, en el que en el que los prados se alternan junto con los bosques de hayas trasmochas, permitiendo así la convivencia de la ganadería y la explotación forestal. Es un territorio habitado desde tiempo inmemorial como lo demuestran los múltiples monumentos megalíticos que pueblan el terreno. También se encuentran diseminadas por la sierra multitud de pequeñas bordas utilizadas por los pastores en verano cuando suben la cuando suben los rebaños de ganado desde los valles inferiores.

Urbasa es un mirador magnífico sobre los valles de los circundan: la Sakana se extiende de este ahora éste en toda su amplitud. Enfrente más al norte podemos contemplar la Sierra de Aralar y el Santuario de San Miguel. Más al fondo aparecen los montes vascos. Y hacia el este podremos divisar la cuenca de Pamplona. Las aves rupícolas construyen sus nidos en las paredes rocosas que flanquean la sierra. Pasear por la Sierra de Urbasa es una actividad relajada y placentera, el entorno es suave no hay grandes desniveles y no se encontramos rodeados de verdes prados, frondosas hayas, musgo y rocas con formas caprichosas.

Publié dans Non classé

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *